Existen tres mecanismos que explican un posible enfriamiento de la estratosfera.
  1. La disminución del ozono debido a la menor absorción de radiación ultravioleta.
  2. La excitación de las moléculas de CO2 debido a colisiones moleculares que provocan la emisión de infrarrojo que escapa al espacio debido a la baja densidad de la atmósfera a esa altitud.
  3. La mayor opacidad de la troposfera debida al aumento de concentración de CO2 que evita que parte de la radiación infrarroja alcance la estratosfera.

Por los dos últimos mecanismos, el aumento de la concentración de CO2 provoca una disminución de la temperatura de la estratosfera. Sin embargo, hay una contribución del ozono que podría reforzar ese enfriamiento o atenuarlo en caso de aumento de su concentración. Desde 1996 la temperatura de la estratosfera muestra una tendencia ligera al aumento probablemente debida a la recuperación del ozono como resultado del cese de emisiones de CFCs, aunque la tendencia de las últimas décadas ha sido de enfriamiento, como puede verse en la siguiente figura
stratospherictemperatures.png

Esta otra figura muestra la correlación entre la variación del ozono y la temperatura de la estratosfera sobre el Ártico, como evidencia del efecto del ozono.

ozone_temperature_graph.gif

La variación de la temperatura provoca que las tasas de reacciones químicas varíe y por tanto pueda existir una relación entre el aumento de emisiones de CO2 y la tasa de recuperación del ozono atmosférico.

Referencias